agesor
. . . . .

Municipio de Dolores
Actividades del Diputado Martín Melazzi
Centro Profesionales Mercedes
coopace
edil José Lavista - Partido Nacional
Diputada María Fajardo
Edil Raúl Morossini
Edil Luciano Andriolo Guyman
Proyecto memoria
andres centurion edil partido colorado
Bancada del Frente Amplio
Israel Acuña - Edil del Partido Nacional
kechu fletes
@gesor es de acceso completamente gratuito para nuestros lectores, pero si quieres apoyar nuestro trabajo con un donativo, te damos dos opciones, la primera de un único pago de U$S2 (dolares americanos dos) o la segunda con una suscripción de U$S1 (dolares americanos uno) por mes, la que puedes realizar en pagos mensuales o un pago anual.

El equipo de @gesor agradece desde ya vuestro aporte, el que nos permitirá seguir creciendo y brindando cada vez más contenido.
Pago
Opciones de suscripción
Si quieres colaborar con un monto distinto, por favor contacta con info@agesor.com.uy indicando el monto con el que quieres colaborar y te haremos llegar el formulario de pago.
MonedaCompraVenta
38.05 41.05
0.05 0.35
7.23 9.23
40.54 45.39
El Observador El Pais La Juventud La Diaria La Republica El Telegrafo
.
Síguenos Síguenos Canal Instagram
17 de May del 2023 a las 00:54 -
Tweet about this on Twitter Share on Facebook Share on LinkedIn Pin on Pinterest Email this to someone
Durante el primer trimestre del 2023 el ritmo de incremento de los precios al consumo se siguió desacelerando
Cuesta Duarte: Informe sobre salarios Primer trimestre de 2023
Cuesta Duarte: Informe sobre salarios Primer trimestre de 2023

Durante el primer trimestre de este año, el ritmo de incremento de los precios al consumo se siguió desacelerando, continuando la tendencia registrada en el último trimestre del año anterior. De este modo, la inflación interanual correspondiente al mes de marzo de 2023 se ubicó en 7,3%.

En contraposición, la variación interanual del Índice Medio de Salarios se incrementó en el primer trimestre, explicado principalmente por los mayores porcentajes de ajuste salarial registrados en el mes de enero, tanto en el sector público como en el sector privado, en comparación a los de enero del año anterior. Estas trayectorias del IPC y del IMS en el trimestre, llevaron a que el salario real medio registrara un incremento interanual de 3% en marzo de 2023 en comparación con su nivel medio de marzo de 2022. Si comparamos con el nivel pre pandemia (marzo de 2019) el salario real medio se ubicó aún 2% por debajo.

La trayectoria del salario real medio en el año 2023 depende del comportamiento de una serie de variables relevantes. En particular, se destaca la evolución de la inflación y la del salario, que este año depende en buena medida, de las definiciones que se adopten en la 10ma ronda de negociación colectiva en el sector privado.

Lo que ocurra con el poder de compra del salario medio, también depende de lo que suceda con la inflación. Si luego de pautados los ajustes salariales de julio de 2023, se produce un escenario de aceleración de la inflación, eso conduciría a demorar la recuperación del poder de compra del salario. En tal caso, pasa a ser relevante la periodicidad de los correctivos por inflación.

 

INFORME SOBRE SALARIOS

  • Primer trimestre de 2023

El pasado viernes 28 de abril, el Instituto Nacional de Estadística (INE) hizo público el dato de Indice Medio de Salarios (IMS) correspondiente al mes de marzo de 2023. De esta forma contamos con la información completa del primer trimestre del año, en lo que refiere a la evolución media de las remuneraciones de los trabajadores asalariados.

 

  • Evolución del salario real en el primer trimestre de 2023

Durante el primer trimestre de este año, el ritmo de incremento de los precios al consumo se siguió desacelerando, continuando la tendencia registrada en el último trimestre del año anterior. De este modo, la inflación interanual correspondiente al mes de marzo de 2023 se ubicó en 7,3%.

En contraposición, la variación interanual del Índice Medio de Salarios (IMS) se incrementó en el primer trimestre, explicado principalmente por los mayores porcentajes de ajuste salarial registrados en el mes de enero, tanto en el sector público como en el sector privado, en comparación a los de enero del año anterior.

Estas trayectorias del IPC y del IMS en el trimestre, llevaron a que el salario real medio registrara un incremento interanual de 3% en marzo de 2023 en comparación con su nivel medio de marzo de 2022. Si comparamos con el nivel pre pandemia (marzo de 2019) el salario real medio se ubicó aún 2% por debajo de dicha referencia.

 

  • Trayectoria reciente del salario real medio

Durante los 30 meses transcurridos entre marzo de 2020 y setiembre de 2022 se produjo una tendencia clara al deterioro del salario real.

Entre marzo y junio de 2020, la pérdida de poder de compra se explicó por la fuerte aceleración de la inflación ocurrida luego de la llegada de la pandemia del COVID-19. Entre julio de 2020 y junio de 2021, la caída de salario real se profundizó con los ajustes salariales otorgados en el marco de la llamada Ronda Puente de Consejo de Salarios en el sector privado y el reducido ajuste salarial aplicado a los trabajadores estatales. A partir de julio de 2021 se preveía comenzar con el proceso de recuperación del salario real, pero el incremento de los niveles de inflación hasta setiembre de 2022 (muy superiores a las estimaciones gubernamentales y por ende, mayores a los porcentajes de ajuste por inflación previstos en las resoluciones de Consejos de Salarios) hizo que dicha recuperación no fuera efectiva en ese período y de hecho, el salario real siguió cayendo.

Recién hacia finales de 2022 el salario real empezó a mostrar un repunte, fruto de la desaceleración de la inflación a partir del mes de octubre y de los ajustes otorgados en julio (en la forma de “adelantos” sobre los porcentajes a percibir en enero, tanto por parte de los trabajadores privados como de algunos privados). Los porcentajes de variación interanual del salario real medio fueron positivos en el cuarto trimestre de 2022 y esta trayectoria siguió en el primer trimestre de 2023.

A continuación se presentan algunos gráficos que ilustran esta tendencia reciente, haciendo foco en distintos aspectos relevantes de la misma.

El gráfico anterior muestra la variación interanual mensual del salario real medio, desde inicios del año 2020 hasta marzo de 2023. Como puede apreciarse, durante los dos años y medio transcurridos entre marzo de 2020 y setiembre de 2022 el salario real fue registrando sucesivas caídas interanuales, salvo excepcionalmente en dos meses por razones puntuales. A partir de octubre de 2022 el salario real comienza a crecer en esta comparación, de manera que lleva transitados seis meses en terreno de variación interanual positiva.

Este gráfico, por su parte, es relevante para identificar la magnitud de la pérdida de salario real de los trabajadores y visualizar cómo la misma se va acumulando a lo largo de los meses, siempre en relación con el salario promedio de 2019. Desde marzo de 2020 el nivel de salario real medio se ubica persistentemente por debajo de dicha referencia. Los meses de “repunte” del poder de compra (en particular los meses de enero, cuando ajustan salario los trabajadores públicos y buena parte de los privados) no son suficientes para evitar que la pérdida se siga acumulando. Recién en enero de 2023 la mayor magnitud de los ajustes salariales y la disminución de la inflación permiten que el índice de salario real mensual se ubique en torno al nivel del promedio de 2019, para luego volver a disminuir en febrero y marzo por debajo de ese nivel (1).

El área que se ubica entre la línea horizontal negra y la línea azul de trayectoria del salario real medio, representa la pérdida acumulada, expresada en valor monetario real, a lo largo de todo el período.

 El último gráfico, que se muestra arriba, representa la evolución del índice de salario real medio, expresado en promedios anuales móviles, de manera de reflejar más claramente la tendencia y evitar los saltos característicos del índice de salario real toda vez que se realizan ajustes. Como puede verse, la línea está “suavizada” porque cada punto del gráfico es un promedio anual. No quedan registrados en el gráfico los “picos” habituales del salario real de los meses de enero o julio.

Se aprecia que en términos de tendencia, tras la caída del poder de compra del salario medio, se comienza a producir un cambio de tendencia hacia el último tramo de 2022. Que el último punto del gráfico se ubique en torno al nivel de 97 quiere decir que el salario real promedio del período abril 2022-marzo 2023, se ubica 3% por debajo del salario real promedio de enero-diciembre 2019.

 

  • Perspectivas para lo que resta del año 2023

La trayectoria del salario real medio en el año 2023 depende del comportamiento de una serie de variables relevantes. En particular, se destaca la evolución de la inflación y la del salario, que este año depende en buena medida, de las definiciones que se adopten en la 10ma ronda de negociación colectiva en el sector privado.

Los trabajadores de la administración central y las empresas públicas tuvieron su ajuste salarial anual en el mes de enero, lo que provocó que el Índice Medio de Salarios del sector público tuviera una variación de 8% en dicho mes. A lo largo de lo que falta del año 2023 dicho indicador tendrá algún incremento adicional vinculado a los ajustes salariales de los trabajadores de los gobiernos departamentales, que se ubican en distintos meses a lo largo del año calendario.

La mayoría de los trabajadores de la actividad privada, por su parte, tuvieron un ajuste del orden del 3% en enero de este año (porcentaje que marcaban los lineamientos del Poder Ejecutivo). No obstante, en algunas mesas de negociación de Consejos de Salarios, en la ronda pasada se habían pautado porcentajes algo superiores. Además, en algunos sectores de actividad, los trabajadores no percibieron ajustes en enero pero los tienen en otros meses del año.

Por ende, la trayectoria del salario real para lo que queda de 2023 estará fuertemente determinada por lo que ocurra en la 10ma ronda de negociación colectiva del sector privado, que comenzará a mediados de año. Se trata de unas 170 unidades de negociación, que van a negociar sus ajustes salariales para los próximos años, entre marzo y setiembre de este año, la mayoría en el mes de julio. Las restantes unidades de negociación que no negocian ahora (hay un total de 240 unidades de negociación aproximadamente en el sector privado), es porque ya tienen pautados ajustes salariales para este año, en función de acuerdos o resoluciones de consejos de salarios adoptadas el año pasado o anteriormente.

Lo que ocurra con el poder de compra del salario medio, también depende de lo que suceda con la inflación. Si luego de pautados los ajustes salariales de julio de 2023, se produce un escenario de aceleración de la inflación, eso conduciría a demorar la recuperación del poder de compra del salario. En tal caso, pasa a ser relevante la periodicidad de los correctivos por inflación.

Si la inflación converge hacia finales del año a porcentajes de entre 7% y 7,5% anual como prevén la mayoría de los analistas, cabe esperar que durante 2023 se produzca un inicio de recuperación del salario real medio. De los porcentajes de ajuste que se pauten en la ronda de Consejos de Salarios dependerá la velocidad de la recuperación.

 

  • Aproximación a la distribución funcional de los ingresos 2020-2024

En el promedio de 2022 el salario real medio se ubicó 3,7% por debajo de su nivel medio de 2019. Esto implica que para retornar en 2024 al nivel de poder de compra del salario de 2019, el salario real medio deberá aumentar a razón de 1,9% tanto en 2023 como en 2024.

Las estimaciones de los analistas, recogidas en la encuesta de expectativas del Banco Central, proyectan que el crecimiento de la economía estaría en torno al 1,5% en 2023 y 2,5% en 2024. De cumplirse estos parámetros, el Producto Bruto Interno de la economía uruguaya en 2024 se ubicaría aproximadamente 8% por encima del registrado en 2019.

Las proyecciones en cuanto al nivel de empleo establecen que la tasa de empleo tendría un incremento moderado, ubicándose en 58% en el año 2024. Teniendo en cuenta esa cifra y las proyecciones de la población en edad de trabajar que maneja el INE, y suponiendo que la proporción de asalariados en el total de ocupados se mantiene aproximadamente constante, esto implica que la cantidad total de asalariados en 2024 sería un 5% superior a la de 2019.

Entonces, aun suponiendo que se cumpla con la recuperación salarial en 2024, de verificarse las trayectorias previstas para las otras variables (y antes mencionadas), estamos asistiendo a un empeoramiento de la distribución funcional del ingreso, puesto que el PBI estaría creciendo un 7,7% en el mismo período en que la masa salarial total crecería 5,1% aproximadamente.

En el escenario proyectado, tendríamos que en 2023 y 2024 la masa salarial aumentaría por encima del ritmo del crecimiento del producto, pero esta evolución sería insuficiente para revertir el empeoramiento en la distribución del ingreso ocurrido entre 2020 y 2022. Esto implica que aunque se haría más moderada, continuaría y se seguiría acumulando la transferencia de recursos desde el trabajo hacia el capital.

 

1. Esto se explica porque los ajustes salariales incorporan porcentajes a cuenta de inflación esperada, que a medida que transcurren los meses se va diluyendo.


Notas:
(a) Variación del PBI de 2023 y 2024 proyectado en base a la Encuesta de Expectativas Económicas del BCU correspondiente al mes de abril de 2023.
(b) Variación de la cantidad de ocupados de 2023 y 2024 proyectado en base a la encuesta entes mencionada (BCU) correspondiente a marzo de 2023 y a las proyecciones de población del INE.
(c) Proyectado en base al supuesto de que en 2024 se completa la recuperación salarial comprometida.
(d) Surge de la evolución conjunta de la cantidad de asalariados y el salario real medio.

 



(913)

A los lectores de @gesor que realizan comentarios, en particular a quienes ingresan en la condición de incógnito, no se molesten en hacer comentarios ya no son publicados debido a que no dejan registro de IP ante eventual denuncia de alguna persona que se sienta dañada por ellos.
Igualmente reiteramos lo que hemos escrito en anteriores oportunidades, que pueden referirse con la dureza que se entienda pertinente pero siempre dentro del respeto general y no discriminando ni agraviando, o con expresiones que de alguna manera inciten a la violencia. Los comentarios son una herramienta maravillosa que debemos preservar entre todos.

Quiere comentar esta noticia?

* Campos obligatorios
* Nombre:
* Correo Electrónico:
* Comentario:
* Caracteres

AGESOR - Soriano - Uruguay // (todos los derechos reservados )

powered by: Daniel Castro 2024
WordPress Appliance - Powered by TurnKey Linux